BMW Car Club México
OFFICIAL BMW CLUB. Unico Club BMW de Autos en México reconocido oficialmente por BMW AG.
2002: el auto que salvó a BMW

Cuando pensamos en BMW de inmediato viene a nuestra mente una empresa exitosa, líder en su segmento y capaz de crear autos que hacen palpitar el corazón de los entusiastas; bellas y veloces piezas de ingeniería. Eso refleja la actual situación de la empresa, pero hubo una época en la que la marca bávara estuvo al borde de la bancarrota y fue un modelo en particular el que la salvó de desaparecer: el 2002.

Al igual que otros fabricantes alemanes, la Bayerische Motoren Werke padeció las secuelas de la Segunda Guerra Mundial y una vez concluido el conflicto bélico debió iniciar desde cero para volver a establecerse como un productor de vehículos de calidad y financieramente redituable.

En la década de los ´50 la apuesta fue por modelos de alta gama, con motores grandes y carrocerías clásicas, como el 501 y 502, que a pesar de ser autos bien construidos y tener elementos para triunfar en el mercado, resultaron fracasos en ventas ante la endeble economía del viejo continente. Lo mismo sucedió con los espectaculares 503 y 507, cuyo costo limitó la cantidad de ejemplares vendidos.

Si acaso el microauto Isetta (producido a partir de una licencia y con motor de motocicleta) ayudó a mantener a la compañía operando, pero se necesitaba un auto que posicionara a BMW en los primeros planos y le permitiera trabajar en números negros.

En 1961, la compañía inició el proyecto denominado “Neue Klasse”, que tenía como objetivo crear un auto de tamaño mediano (para aquel entonces), con un motor de entre 1.6 y 2 litros de desplazamiento para consumos contenidos y un comportamiento dinámico con tintes deportivos.

La primera entrega fue el BMW 1500, un sedán de 4 puertas y cuya principal innovación era la suspensión trasera independiente, algo inusual para aquellos tiempos. El diseño corrió a cargo de Wilhelm Hoffmeister y fue presentado en el Autoshow de Frankfurt.

Dos años más tarde vio la luz el BMW 1800, que estrenó el legendario motor M10, una máquina que en su primera versión producía 90hp y 96 lb/ft de torque y que anclado en este chasis vendió más de 135mil unidades. Sin lugar a dudas una de la plantas de poder más importantes y confiables que ha salido de las fábricas de la empresa de Baviera y que se mantendría vigente por otras 2 décadas.

Para 1964 se unió a la oferta el modelo 1600, con un motor más pequeño que no brilló en los distribuidores. Fue entonces en 1966 que BMW decidió apostar por un auto de dos puertas basado en la misma plataforma, con menos amenidades y también un menor precio. La fórmula llevaría el nombre de 1602 –las primeras dos cifras denotaban la cilindrada y la terminación 02 hacía referencia al número de puertas-

Las sensaciones de manejo que emanaba y su precio ($2676 dólares) de inmediato causaron revuelo entre los conductores y la prensa especializada. Esas reacciones impulsaron a la junta directiva a montarle el motor de 2 litros, y así nació el 2002.

Los trazos de Giovanni Michelotti, aunado a un desempeño sobresaliente hicieron destacar al 2002 sobre su competencia. Un vehículo de tamaño reducido pero con el espacio suficiente para llevar a la familia, buena visibilidad y con un centro de gravedad bajo y el corazón de un velocista que ejemplificaba a la perfección el lema “el placer de conducir” creando una nueva tendencia en la industria.

El éxito que BMW había soñado se alcanzó con las más de 400 mil unidades fabricadas hasta 1976, en sus diferentes versiones: ti (120hp), tii (130hp) y turbo(170hp), este último capaz de superar la barrera de los 200 km/h.

El 2002 se produjo casi en su mayoría en Alemania, aunque algunos autos fueron ensamblados en Bélgica, Portugal, Sudáfrica, Israel y Uruguay. En el último caso se enviaban los chasises con motor y transmisión y el resto del ensamblaje era realizado en la nación sudamericana por la empresa Convex. Con esta maniobra se evitaba muchos impuestos por importación y se estima que en total alrededor de 800 unidades fueron terminadas en Montevideo.

A casi 4 décadas de su debut, el 2002 sigue siendo un auto de culto, pero contrario a lo que ocurre con modelos de esa misma época, los entusiastas que buscan adquirir uno lo hacen para manejarlo y disfrutarlo día con día y no para convertirlo en una pieza de museo. Su ventaja es que no requieren tanto mantenimiento y que su manejo es apto para cualquier tipo de clima, aunque eso sí, hay que ser cuidadosos pues son susceptibles a la oxidación.

No es raro ver ejemplares en magníficas condiciones rodando por las calles del mundo y en años recientes su valor ha aumentado de forma notable, pues la demanda continúa creciendo.

El 2002 no solo rescató a BMW de su crisis financiera, sino que le permitió crecer exponencialmente y aumentar su portafolio de productos, abarcando diferentes nichos. Sus trazos marcaron el lenguaje de diseño de la marca para las próximas 3 décadas y su sucesor, el Serie 3, se produce hasta nuestros días y representa casi el 50% de las ventas globales de la Bayerische Motoren Werke. Por eso y mucho más el 2002 tiene no solo un lugar preponderante en la historia de BMW, sino en la historia del automóvil.

 


Enviado 05-05-2014 20:28 por Julio Hernández

Comentarios

JCP COUPE escrito re: 2002: el auto que salvó a BMW
en 05-07-2014 10:59

Super, buena lectura bibliográfica, la primer foto esta muy buena! ¡Que preciosidad de coche!

tekillator escrito re: 2002: el auto que salvó a BMW
en 06-30-2014 17:04

es una belleza, y los que estan preparados para carreras son muy rapidos, los he visto en pista y vaya que sorprenden!

(c) 2007- 2017 Auto Club Munich México A.C.
Ofrecido por Community Server (Non-Commercial Edition)