BMW Car Club México
OFFICIAL BMW CLUB. Unico Club BMW de Autos en México reconocido oficialmente por BMW AG.
Pedro Rodríguez: la víctima del Nürburgring

Pedro Rodríguez es sin duda uno de los máximos referentes del automovilismo deportivo mexicano. Hábil al volante y con un espíritu competitivo indomable, el mayor de los hermanos Rodríguez de la Vega demostró su capacidad en trazados alrededor del mundo, puso en alto el nombre de México y se perfilaba para ser un corredor de época, sin embargo su cita con el destino truncó esos planes. Siempre es difícil comprimir la trayectoria de un mito, pero a continuación revisamos algunos de los aspectos que marcaron su vida.

Los Inicios

Rodríguez de la Vega nació en la ciudad de México el 18 de enero de 1940 y antes de cumplir la mayoría de edad ya había dejado claro que su vida estaba en las pistas y la velocidad corría por sus venas. En 1957 tuvo su primera oportunidad de probar su destreza a bordo de un Ferrari en una prueba en las Bahamas, dejando claro que su nombre no sería uno más, sino que dejaría huella.

Su padre invirtió buena parte de su capital en apoyarlo a él y a su hermano Ricardo, que también eligió ser piloto de profesión. Ambos buscaron competir en las 24 horas de Le Mans en 1958, pero la reglamentación impidió que la dupla fraternal cumpliera su objetivo. Sólo Pedro pudo participar al lado del francés José Behra, aunque no concluyeron la mítica prueba de resistencia. Un año más tarde Pedro y Ricardo por fin lograron correr juntos a bordo de un OSCA 750, pero su suerte fue la misma.

La inauguración del autódromo de la magdalena Mixiuhca  para los 500 kilómetros de México en 1959 lo vio recibir la bandera a cuadros por delante de Moisés Solana y de su hermano menor. La semilla estaba sembrada y era cuestión de tiempo para que germinara. Ricardo alcanzó primero el máximo sueño de formar parte de la Fórmula 1 en 1962, al ser invitado por Ferrari al GP de Italia. Su desempeño y actitud le valieron ganarse un puesto como piloto titular para la temporada siguiente y Pedro estaba ansioso por hacer lo mismo.

La Duda

La trayectoria de Ricardo motivaba a Pedro Rodríguez a alcanzarlo, pero un trágico acontecimiento estuvo a punto de poner punto final a su incipiente legado. El 1 de noviembre de 1962 la tragedia invadió al deporte motor. El Gran Premio de México no era una prueba puntuable en ese entonces, pero Ricardo consiguió un permiso de Ferrari para presentarse ante su público. Sin el respaldo del cavallino rampante, Ricardo Rodríguez competiría a bordo de un lotus 24 del equipo de Rob Walker. En los primeros ensayos la suspensión de su auto le falló y le provocó un accidente fatal en la curva peraltada.

El fallecimiento de su hermano supuso un duro golpe para Pedro, quien pensó seriamente en retirarse del automovilismo, pero su pasión lo orilló a mantenerse a altas velocidades e incrementó su ya de por sí notable hambre de gloria.

Paso por Fórmula 1

Intermitentes fueron sus apariciones en la categoría reina a mediados de la década de los ´60, siendo las carreras en México y Estados Unidos por las que más veces desfiló a bordo de monoplazas de Ferrari y Lotus. Su momento cumbre llegaría en 1967, cuando al volante de un Maseratti-Cooper alcanzó la bandera a cuadros en Sudáfrica, fecha inaugural del calendario. La promesa era ya una realidad y el futuro vislumbraba brillante. Una nota curiosa de su triunfo fue que no pudo disfrutarlo al 100%, pues los organizadores no tenían el himno nacional mexicano. Este episodio hizo que a partir de entonces siempre cargara con una bandera y un disco para no volver a pasar por algo similar. Culminaría el año en el sexto sitio de la clasificación.

Para 1968 sumaría un par de podios en F-1, pero después pasarían 3 años para volver a verlo en lo más alto del círculo de ganadores. Fue en Bélgica donde el mexicano superó en una apretada competencia a Chris Amon, promediando una velocidad superior a los 250 kilómetros por hora en el Spa-Francorchamps. Cerca estuvo de repetir la dosis en el GP de Estados Unidos, pero un error en el cálculo de consumo de combustible lo relegó a la segunda plaza por detrás de Emerson Fittipaldi.

 

Otros Triunfos

Pero Pedro Rodríguez no solo disfrutó victorias en Fórmula 1. Su capacidad de adaptación a la lluvia y la falta de luz. que le valieron el sobrenombre de "ojos de gato" también le sirvieron para llevar a sus vitrinas trofeos de mucho peso como las 24 horas de Le Mans en 1969 a bordo del legendario Ford GT40, que dominó la exigente prueba gala durante 4 ediciones en fila.

Mientras que en las 24 horas de Daytona acumuló la friolera de 4 banderas a cuadros, siendo solamente superado por Hurley Haywood y Scott Pruett.  Su fama se incrementaba y sus alcances parecían todavía mayores cuando su destino le llegó.

 

Tragedia al volante

Al igual que le había ocurrido a su hermano Ricardo, Pedro también encontró la muerte a bordo de un auto de competencia. Casi una década después del percance que por poco lo aleja de las pistas, el 11 de julio de 1971 en las 200 millas de Norisring, el piloto azteca dejó de existir. Una mala maniobra de Kurt Hild hizo que Rodríguez perdiera el control de su Ferrari 512M y falleciera en el mítico Nürburgring en una escena que perdura hasta nuestros días. En unos segundos se apagó la más brillante estrella del automovilismo mexicano pero su recuerdo siempre vivirá entre las nuevas generaciones.

 

 


 

 


Enviado 04-11-2014 0:23 por Julio Hernández

Comentarios

M 88 escrito re: Pedro Rodríguez: la víctima del Nürburgring
en 04-11-2014 13:38

Muy buen articulo, que bueno es recordar a los Hermanos Rodriguez. Como apunte te comento que si mal no recuerdo Pedro no murio en un F1, fue en un Ferrari 512, checalo.

Saludos

Julio Hernández escrito re: Pedro Rodríguez: la víctima del Nürburgring
en 04-11-2014 17:32

Listo M 88, ya quedó corregido. Saludos.

nbp escrito re: Pedro Rodríguez: la víctima del Nürburgring
en 04-14-2014 10:30

Muy bueno Julio, felicitaciones y gracias!

(c) 2007- 2017 Auto Club Munich México A.C.
Ofrecido por Community Server (Non-Commercial Edition)